Noticias

Cómo utilizar la automatización para asegurar el futuro de su empresa

La automatización está llegando. En muchos negocios diferentes, ya está aquí, y transformará para siempre la forma de dirigir las empresas.

Según un estudio de Faethm AI, 1,4 millones de puestos de trabajo podrían ser sustituidos en el próximo año por la automatización de una u otra forma. Esto supone el 4,8% de la población activa, lo que tendrá un efecto significativo en las empresas de todo el país.

Es importante señalar que la automatización es una herramienta y una parte fundamental de la Industria 4.0. Aprovechar las ventajas de la automatización permitirá a su empresa seguir siendo competitiva y sacar el máximo partido a sus empleados y a su reserva de talento.

He aquí algunas formas de utilizar la automatización para ampliar y preparar su negocio para el futuro.

Centrarse en las habilidades humanas

La inteligencia artificial y la automatización pueden utilizarse no para sustituir a los trabajadores humanos, sino para aumentarlos y agilizar tipos de trabajo que son laboriosos para un ser humano, pero mucho más fáciles para los autómatas entrenados, lo que deja más oportunidades para las tareas creativas.

Según el análisis de Faethm, el trabajo podría tardar un 1,3% menos en completarse, lo que supone más tiempo que su personal puede utilizar para aprovechar sus talentos más singulares.

La automatización no puede sustituir a todos los puestos de trabajo, sobre todo cuando las habilidades creativas y la capacidad de adaptación son más importantes que los ejercicios de memoria y la rutina, y es importante fomentar estas habilidades y permitir que florezcan reduciendo las tareas más serviles.

Considere la posibilidad de realizar trabajos inaplazables

La inteligencia artificial es muy buena en trabajos rutinarios y regulares con reglas establecidas y una cantidad limitada de opciones posibles. Estas herramientas son las que hacen que los sistemas de aprendizaje profundo sean buenos en un juego como el ajedrez, pero tendrían dificultades en ciertos entornos.

Según Kevin Roose, hay tres categorías principales de trabajos que actualmente no pueden automatizarse:

  • Trabajos con variables inesperadas. La enseñanza de una clase, los campos creativos y otros trabajos en los que se espera que una IA se adapte rápidamente no son los mejores papeles para la IA.
  • Empleos con trabajo emocional. Cualquier trabajo en el que la función sea hacer que la gente sienta una emoción en lugar de simplemente fabricar un producto. Los camareros, por ejemplo, podrían ser sustituidos teóricamente por una aplicación y un sistema de entrega automatizados, pero eso restaría valor a la experiencia gastronómica.
  • Puestos de trabajo que requieren habilidades poco comunes. Muchos puestos de trabajo requieren personas que puedan tomar decisiones complejas que serían imposibles o inaceptables de automatizar. Esto incluye las funciones de los servicios de emergencia.

 

Reforzar en lugar de reemplazar

La mayoría de las personas que corren el riesgo de ser sustituidas por la automatización tienen un talento increíble que podría utilizarse en otro lugar y tienen los conocimientos y la capacidad para ser un activo clave para su empresa.

Si su filosofía de contratación se construye en torno a su talento actual y hace de él lo mejor que puede ser, puede aumentar la productividad, la motivación y la moral, y permitir una verdadera progresión.

En el último año hemos visto cómo trabajos que se consideraban que requerían un espacio de oficina podían realizarse en cualquier lugar, así como la rapidez con la que las personas pueden formarse y adaptarse a un nuevo sistema.

En última instancia, la mayoría de los sistemas automatizados también necesitarán algún tipo de reparación de mantenimiento, por lo que será fundamental formar al personal para que pueda mantener y gestionar los sistemas automatizados.

Back to list

Leave a Reply

Your email address will not be published.